Cuando Buffy se enfrenta a lo invencible (por demoniodehiel) PDF Print E-mail
Articulos - Artículos

SPIKE: Weird dream. Buffy? Is something wrong.
BUFFY: No. (beat) Yeah. I just realized something. Something that really never occurred to me before. We’re going to win.

7X22 Chosen

En las primeras temporadas Buffy es absolutamente invencible, es la heroína a la que ningún vampiro o malvado puede ganar. Sale al tatami sabiendo que va a ser una victoria segura, y que podrá volver a casa para la cena. Incluso en su primer apuro serio, cuando el Master acaba con ella y finalmente él la venc e, creo que en ningún momento piensa realmente que no va a ganar. Esto refleja muy bien la inmadurez y juventud del personaje, tal cual en la vida real. Uno de niño o muchacho se cree el más de lo más, se tiene una autoestima todavía infantil, y la falta de experiencias tiene mucho que ver con esto. Más adelante la vida ya nos pone a todos en otro luchar (generalmente a base de golpes) y así sucede también con Buffy.
Creo que hasta la cuarta temporada no hay un malvado al que Buffy crea que no pueda vencer ni siquiera por un momento. Ni siquiera a Angel cuando pierde el alma (mítica su frase de dame tiempo, cuando él se jacta de que no puede matarlo).





Angelus:  You can't do it. You can't kill me.
Buffy:  Give me time.
2X14 Innocence

Puede que le cueste acabar con su ex-novio, por motivos sentimentales (y ella lo siente más que nadie cuando por esa debilidad humana muere Jenny calendar). Pero no se ve que en ningún momento dude de que tarde o temprano acabará con Angelus. Sabe que es más poderosa que él, y que finalmente lo matará.

Buffy no ni siquiera duda de sí misma cuando debe matar a Faith con sus propias manos al final de la tercera temporada.








Es en la cuarta , en el primer episodio, frente a un malo circunstancial de un capítulo, cuando vemos a Buffy sufrir el primer revés serio: Es la vampira Sunday, la jefa de la bada de vampiros que está asesinando a los estudiantes de la Universidad de Sunnydale. Buffy por primera vez duda de sí misma y de su capacidad para vencer.
Perfectamente encuadrado en el capítulo de inicio de la Universidad, la inseguridad de la cazadora frente al cambio de lugar de estudios, de residencia, ese símbolo de la edad adulta que representa estudiar en un sitio mayor (el mundo de repente también se ha hecho más grande y hay que empezar de cero) la vampira Sunday representa todos los miedos e inseguridades normales de una muchacha joven como Buffy, que ya no es una niña de instituto, y en el personaje en particular, también sus miedos de casi adulta frente a la misión que se le ha encomendado.
Buffy cree estar perdida en la universidad, no se capaz de estar a la altura del desafío, y tampoco piensa poder vencer a Sunday. Nuevos lugares mías grandes, nuevos estudios más difíciles, y también nuevos vampiros más duros.






Como siempre, la presencia de sus amigos y de Giles son fundamentales. Simbólicamente también representa en que van a seguir juntos en la lucha aunque la vida los lleve por derroteros más separados (Giles un poco aparte, Xander en otro lugar, Willow en otras clases...). En fin un estupendo inicio de vida nueva de chica mayor, que finalmente saca fuerzas de dentro y consigue vencer a su primer malvado invencible.
Y que también empieza a sufrir más claramente las inseguridades de una persona real, más madura, y más conocedora de todo lo malo que hay a su alrededor.
Algunas veces la veremos huir, como del vampiro que la estaca en Fool for love, donde además intenta saber más de las cazadoras buscando conocer esa parte de sí misma de la que ya no está tan segura. En otras ocasiones a lo largo de la serie veremos a Buffy enfrentarse ya a malvados a los que no cree poder vencer. Especialmente Glory en la quinta temporada (temporada donde tiene que lidiar además con la muerte de su madre, una hermana a la que cuidar, una madurez temprana y obligada). Buffy sólo puede intentar huir de nuevo, porque está convencida de que no puede vencer a Glory, un dios de poderes y fuerza que la superan completamente.





Buffy: Just tell me what kind of demon I'm fighting.
Travers: Well, that's the thing, you see. Glory isn't a demon.
Buffy: What is she?
Travers: She's a god.


Y especialmente en la séptima la veremos dudar de sus fuerzas frente al Primero y su poder, en la forma del Ubervamp que le da esa tremenda paliza en 7X10 Bring on The Night.
En esta temporada en quien más se apoyará es en Spike, especialmente cuando todos la dejan de lado y él le devuelve la fuerza en Touched. Pero sobre todo veremos a Buffy luchar desde su popio interior, con sus propias fuerzas:  las cosas han cambiado desde el inicio, y la Buffy de la séptima temporada sabe que no es invencible pero le importa muy poco. Luchará de todos modos, y con todo lo que tenga, dentro y fuera. Ha aprendido mucho, muchísimo a lo largo de la serie y de todas sus victorias, pero también de sus primeros fracasos.






No nos equivoquemos, a veces Buffy sigue matando vampiros con un simple lápiz. O comenta como si de una maldición se tratase, que va a ganar, como en su conversación con Holden Webster en la séptima. Ni siquiera cuando debe enfrentarse a Willow, su mejor amiga, convertida en una bruja malvada e hiriente que va a terminar con el mundo entero al final de la sexta creo que dude de que puede vencer.

Pero están esos otros momentos, frente a esos otros enemigos, donde también tiene temor de ser vencida, y a veces la vemos enfrentarse a males en los que duda de nuevo de sus propias fuerzas. A partir de la cuarta también en esto tenemos una Buffy más madura, con mucha más experiencia, que no tiene miedo a enfrentarse a enemigos en principio imposibles... esta vez con total consciencia de que sí, aún así, aunque no pueda vencer, debe intentarlo. Esto la hace más real y más profunda como personaje, y mucho más creíble como heroína y como persona.